Tejiendo redes

la-vera-7-002

Estrenamos blog con añoranza del verano ahora que el frío empieza a entrar en nuestras casas. El pasado mes de agosto, un buen número de personas empezó a compartir en las redes sociales un reportaje sobre un pueblo que se había engalanado de ganchillo para soportar los calores, y sobre todo, como una iniciativa que implicase a sus vecinos en un proyecto colectivo.

Urban Knitting castizo

 

Al parecer esta acción de urban knitting llevaba ya varios años en marcha, y claro, ¡¡ni Andrea ni yo nos lo podíamos perder un año más!! Sin embargo, no encontrábamos ni el momento adecuado ni la manera de ir, hasta que casualmente fuimos a perdernos y resguardarnos del calor de la capital a unas piscinas naturales de La Vera (Cáceres) y nos dimos cuenta de que nos encontrábamos a tan solo unos kilómetros de Valverde de la Vera, el famoso pueblo de los parasoles de ganchillo que habíamos conocido a través de las redes sociales.

Así que ni cortas ni perezosas, allí nos plantamos y estuvimos paseando por sus calles admirando el trabajo de las vecinas y charlando con algunas de las personas implicadas en el proyecto, como Carmen y Susana, que han ido abasteciendo con bolsas de todos los colores a las tejedoras, y que nos contaron la historia y los entramados del proyecto mientras atendían a los compradores de su supermercado. Porque los parasoles están tejidos con coloridas bolsas de plástico que aguanten la lluvia y las inclemencias del tiempo, y han de ser cortadas de una determinada manera para que después puedan ser tejidas.

la-vera-12-002

la-vera-2-003

la-vera-13-003

 

Una labor conjunta

 

Las vecinas (y algún vecino) del pueblo se organizan para cortar las bolsas, tejer y aprender las unas de las otras. Todo este trabajo de equipo fortalece los lazos del pueblo, además de poner en el mapa un pueblo precioso de calles empedradas, blancas paredes, infinidad de colores en sus calles y mucha, pero que mucha creatividad.

En el pueblo se siente el orgullo de sus vecinos cuando se cruzan con los turistas que vienen a admirar su trabajo, porque al fin y al cabo, hay una parte de todos ellos en las obras que decoran las calles de Valverde de la Vera.

la-vera-17-002

la-vera-18-003

Así que ese día, gracias a la “casualidad” de hallarnos en dicho entorno y poder disfrutar de las creaciones del pueblo, tuvimos más claro aún que las agujas no sólo valen para crear prendas bonitas y de gran valor sentimental, sino que nos permiten forjar nuevas amistades, tejer redes y fortalecer los vínculos entre las personas.

Estamos deseando volver a visitar las creaciones que el año que viene decorarán las calles del pueblo, y que seguramente, estarán entreteniendo a más de una en estos fríos días de diciembre.

No Comments

Post A Comment

Estamos trabajando para ofrecerte nuestro mejor servicio. Te pedimos disculpas si encuentras algún enlace fallido o error en la web. En tal caso, te agradeceríamos que nos lo comunicaras en el teléfono 661629630 Descartar